¿Y qué tal conspirar con un regalo culinario?

lunes, 12 de diciembre de 2011


Está claro que el frío propio del hemisferio norte en el tiempo de Adviento invita a meterse en casita y hacer cosas para entrar en calor. ¿Qué tal si nos dedicamos a la repostería? Una buena idea son las pastitas o galletas de Adviento (Adventsplätzchen), que se suelen preparar en casa. Sobre una masa sencilla se decoran, con moldes de diferentes formas (estrellas, abetos,animales…), y colores y sabores al gusto. En Alemania es típico regalarlas a los niños (y menos niños) el día de san Nicolás (sí, ese sufrido y santo obispo de Mira, trasladado luego a Bari y que, sin merecerlo para nada, se ha visto convertido en Santa Claus), el 6 de diciembre. Cada uno recibe su plato o recipiente lleno de dulces, que debe administrar convenientemente.

También es tradicional compartirlas en familia cuando se encienden las velas de la corona de Adviento.

Es un plan ideal para regalar tiempo a los niños de la casa. Si queréis entretener a los hermanitos, sobrinos o ahijados, invitadles a elaborar las pastitas, porque al final de la agotadora jornada, si no hay percances con el horno, se llevarán a casa el fruto de su esfuerzo. ¡Que aproveche!

Unos links con recetas (en español y en alemán):







Una conspiradora del norte :)

1 comentarios:

Marina dijo...

Me encanta la idea!muchas gracias!

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.